Posted by : said hernandez domingo, 6 de enero de 2013


Capitulo 3: El Primer dia.

Jared como siempre llegó a su oficina a las 8:00 am pero Jensen su nuevo secretario llegaría una hora y media después así que sacó sus libros, los acomodó en el mueble que estaba en su oficina y los miró. Entre ellos había libros de ciencia ficción vampiros, magia, hadas lo que necesitaba para hacer juegos de video. Ordenó el computador y miro su oficina blanca, “no blanca no” necesitaba darle color a la oficina urgentemente. Salió del edifico en compra de la pintura, brochas y todo lo necesario. Seguro Jensen le ayudaría a pintar para eso iba a trabajar con él. Regreso a las 8:30 ya que había comprado todo muy rápido, se dispuso a pintar las paredes de la oficina que eran relativamente fácil de pintar. Había pasado poco tiempo y ya llevaba toda una pared entera, se sentía feliz miro su reloj y ya solo faltaban 10 minutos para que Jensen se reportara en su primer día como su secretario.

10:30, Jensen ya tenía una hora retraso. Jared ya había terminado de pintar la oficina y debía hacer todo recibía llamadas de todos lados, empresas de impresión de diseño de portadas y no había nadie que contestara el teléfono. Ese maldito Jensen ya había tardado demasiado en llegar y Jared lo necesitaba allí, “primer día y llegas tarde que gran comienzo Jensen hijo de...”allí estaba Jensen en un pantalón negro camisa blanca lisa un saco igualmente negro y sus zapatos haciendo juego, Dios se veía hermoso muy hermoso su mirada felina verde resaltaba demasiado vestido así y llevaba un perfume de cítricos y madera que olía excelente.

-buenos días Jared-le interrumpió la fantasía el Jensen real.

-buenos días Jensen ¿porque llega tarde?-

-emm lo siento Jay, es que no tenía que ponerme-

Jared no sabía si era verdad pero Jensen le había dicho “Jay” si, un diminutivo para su nombre que quedaba perfecto, demasiado perfecto. Boqueo dos veces pero y por fin dijo.
-bueno Jensen, que bueno que llega tiene mucho trabajo por hacer, debe contestar las llamadas, programar mi agenda, acompañarme a las reuniones más importantes y creo que por ahora eso es todo-Jared mostró una de sus mejores sonrisas logrando cautivar a Jensen y pudo ver el brillo en sus ojos.

-también debo ducharlo?-le contestó Jensen, de manera cortante.

-no, solo tallarme la espalda el resto lo hago yo solo- Jared entró en la oficina y aunque la pintura no se había secado, no olía a nada ya que era ecológica y edemas no era cara “definitivamente una gran compra”, se sentó en su escritorio y con lápiz en mano intento comenzar a crear el juego que cambiaria el mundo pero su mente solo le daba imágenes de Jensen.

“Jensen, rubio, como se vería sin playera? ¿Cómo besaría? esos labios de seguro derretían a todos los que lo tocaban” eso era lo más seguro deseaba besarlo pero lo haría cuando Jensen aprenda a respetar a su jefe *para que quieres respeto si te dijo Jay?* habló su subconsciente.

-soy su jefe y debe respetarme aunque me llame Jay-dijo en voz alta y Jensen se asomó por la puerta de vidrio que estaba abierta.

-me llamabas, Jay?-pregunto mirando al joven castaño.

-No, no, sigue con tu trabajo Jensen-

………………………………………………………….

Jensen estaba perdido no sabía qué hacer, no conocía a esta gente y mucho menos el trabajo. Trataba de anotar el apellido extraño del diseñador cuando sonaba de nuevo el teléfono “por todos los cielos terminaré loco” pensó mientras anotaba en una hoja apellidos sin correcciones, solo como los escuchaba y la hora en la que Jared debía ir, cuando lo escucho decir algo y se alivio “genial ahora podría apartarse unos segundos del maldito teléfono”.

-no, no, sigue con tu trabajo Jensen-se desilusionó pero miró la oficina y wow era genial, entró sin mirar a Jared y evaluó las paredes verde pastel con bases blancas, muebles cafés, escritorio de madera pulida y embarnizada y una silla que se veía que podría dormir a cualquiera en ella pero lo que más le encetaba era el dueño de la oficina, se encontró con la mirada curiosa de Jared.

-lo siento-tartamudeo Jensen sonrojado-tu oficina es hermosa-

-gracias acabo de pintarla-

-tú la pintaste? te quedo genial-

Jensen se sentía aliviado, estaba teniendo una conversación normal con Jared pero no le duro mucho pues Jared le sonrió y allí su cerebro se desconectó del mundo. Ahora solo estaban él y la sonrisa de Jared, esa sonrisa que podría significar demasiadas cosas pero Jensen quería solo una cosa “un beso” eso deseaba un beso de Jared, ¡Dios! trataba de no verlo pero era imposible, ese cabello castaño, esos ojos esa sonrisa ¡Dios! la sonrisa haría que Jensen se desmayara de puro deseo.

-Jensen vuelve al trabajo-le sacó Jared de sus pensamientos.-a las 12 puedes ir a almorzar-

- Oh, gracias Jay, besos -

“Que es lo que Jensen acaba de decir? Besos?”, le dijo besos y es justo en lo que estaba pensando mientras miraba el cuerpo bien formado de Jensen y esos labios carnosos y rosados, que deseaba besarlos y que ellos tocaran... no, no podía pensar en eso pues tenía que redactar la historia de un nuevo juego y dibujar al personaje principal aunque para eso necesitaría a Chad.

El día había pasado relativamente rápido para Jensen que ahora tenía en la cabeza el apellido del señor Zabala, que era el gran dueño de toda la empresa y que llamaba desde Nueva York, en la sucursal más grande de Jeret Entertaiment, “como habrá llegado Jared a ser vicepresidente?” se preguntaba una y otra vez pero Jensen no podía ver a Jared sin imaginarse besándolo y esas manos recorriendo su cuerpo, su abdomen, su cintura, sus nalgas y…., allí estaba de nuevo imaginando que Jared lo tiraría sobre el escritorio y lo haría suyo, terminando en un gran orgasmo de puro placer y volvió a la realidad pensando que no debía ver a Jared o las consecuencias seria una erección muy notable, recogió una pequeña lista que hizo para comprar y como no tenía suficiente dinero le diría a Jared que son artículos que necesita para realizar su trabajo.

-Jared?-se asomó por la puerta de cristal.

-si dime-contestó el castaño escribiendo en la computadora lo que según él, sería el juego que cambiaria las vidas de todos.

-necesito dinero-le costó un poco articular a Jensen -para comprar artículos que necesito para realizar mi trabajo-

El castaño alzó la mirada que se notaba bastante cansada ya después de estar 12 horas frente al computador.

-Bien Jensen, ya tenis una lista?-Jensen asintió y le extendió la hoja, Jared la leyó rápidamente y le extendió una tarjeta de crédito.

-Esta es la tarjeta de la empresa. No gastes demasiado-

-De acuerdo, gracias, te veré mañana-se despidió el rubio que no tuvo fantasías esta vez porque vio a Jared bastante cansado y no le molestaría poniendo cara de tonto mientras obtenía una erección. Salió del edificio y fue a una papelería que quedaba cerca de su casa compro los materiales necesarios gastando solo 40 dólares, todo había salido muy económico, “gracias al cielo” así Jared no lo torturaría por gastar 100 dólares o más -aunque 100 dólares no está nada mal- se dijo así mismo mientras entraba a una tienda, compro cervezas y se fue a su departamento si se le podía llamar así a su pequeño cuarto donde solo tenía una mini nevera, una cama individual bastante vieja, un sillón gastado y una parrilla para cuando deseara cocinar cosa que no hacía muy amenudeo. Durmió extremadamente ebrio olvidando sus temores y sus penas, ya que por eso bebía, para no tener pesadillas y para no sentirse inseguro. Muchos decían que bebían para olvidar y el también lo hacía, aunque al día siguiente sus penas volvían junto con sus recuerdos haciendo que quiera beber mas y mas. Despertó como cada mañana con un tremendo dolor de cabeza, con ojeras que marcaban sus ojos, la sombra de la barba ya se notaba así que se baño, cepillo sus dientes, se rasuro, se miro al espejo tres veces y por fin se marcho. Esta vez iba temprano, eran las 9:00 am y todo era porque deseaba ver de nuevo a Jared y que él le sonriera con una de sus más grandes sonrisas ¡por los cielos! eso es lo que más deseaba. Paso por un café y le compro uno a Jared casi olvidando la bolsa con las compras donde llevaba una nueva agenda para anotar los compromisos de Jared, una caja de plumas, clips, engrapadora, grapas, etc.

Leave a Reply

¡¡Gracias por leer!!

No olvides seguir el blog y dejarnos saber tu opinión.
Por favor sin SPAM, comentarios solicitando PDF y con spam serán eliminados.
No faltes al respeto a los demás, todos somos una comunidad.

Si deseas afiliar tu blog al mío o deseas ponerte en contacto mándanos un mensaje a: la-magiadeun-libro@hotmail.com

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Bienvenidos al blog

Seguidores

Entradas populares

Colaboramos con...

subir imagenes

subir imagenes
Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Entérate por E-Mail

Calificación a los Libros

Calificación a los Libros

- Copyright © La Magia de un Libro -Robotic Notes- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -